Las rutas en la sierra de Guadarrama más emblematicas

2 febrero, 2017 bermejales

La Sierra de Guadarrama fue decretada como Parque Nacional hace 3 años, brindándole a la ciudad de Madrid la posibilidad de hacer gala de un sitio turístico con 30.000 hectáreas aproximadamente. De hecho, debido a su extensión, es el cuarto parque nacional del país, siendo un lugar ideal para la práctica del senderismo y el disfrute de las bondades naturales que ofrece.

En este sentido, a continuación te mostraremos las mejores y más emblemáticas rutas de la sierra, para que disfrutes al máximo de todos sus encantos, incluyendo su fauna.

Las mejores rutas del Parque Nacional Sierra de Guadarrama


Subir al Peñalara desde el extremo sur

El ahorro del desnivel con este recorrido es de 600 metros aproximadamente, a pesar que desde el parking de Cotos el ascenso es más sencillo. El nivel de los paisajes y la tranquilidad en esta ruta es increíble.

Pinares Llanos

En esta ruta se unen dos referencias naturales de la zona: la Peña Blanca y el monumento de Mariano Graells, investigador y entomólogo.

Cerro del Puerco

El recorrido es agradable y sencillo a través de los montes de Valsaín, lugar de gran importancia durante el período de la Guerra Civil. En él se puede apreciar el conjunto militar más importantes de la región del centro.

Cerro Morete

Es uno de los recorridos más hermosos de la Sierra de Guadarrama, siendo a su vez uno de los lugares más aislados dentro del parque, entre el puerto de Reventón y el de los Poyales. Su ascensión debe hacerse desde la Granja de San Ildefonso, y es también una de las más complicadas de la sierra.

Asiento de Asís

Es un paseo totalmente relajante en lo más profundo de la zona de Valsaín, que conduce hasta el asiento de piedra de Felipe II, levantado en la cúspide del Moño de la Tía Andrea. Este último lugar, se reconoce por ser el cerro al que ascendía Francisco de Asís y Borbón, para poder ver los jardines de su Palacio y las demás zonas verdes.

Calzadas romana y borbónica

La mayor parte de la calzada romana de Cercedilla pertenece a la calzada borbónica, construida muchos siglos después de la Vía Antonina, en el período del reinado de Felipe V. Esta información fue aclarada luego de que los arqueólogos aseguraron el tránsito real para ambos caminos o calzadas, en el año 2006.

Otros articulos que te pueden interesar:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *