Te enseñamos a hacerte tu propia mesa para una sierra circular

15 marzo, 2018
15 marzo, 2018 bermejales

Cuando comenzamos a trabajar en bricolaje, es normal que rápidamente queramos hacer proyectos más elaborados. Pero, para ello, por lo general necesitamos herramientas un poco más complejas que las básicas del hogar. Un ejemplo claro es el banco de trabajo, que por lo general adquirimos después de un tiempo y es muy funcional. Hoy, avanzaremos un poco más y te diremos cómo convertir ese banco de trabajo en una mesa de corte para sierra circular:

Paso 1: Cortar el banco

cortar el bancoEl primer paso a tomar para hacer nuestra mesa de corte para sierra circular, es tomar las medidas de la sierra que adaptaremos y realizar en el banco un corte que sea justamente del tamaño de la sierra. Debemos ser cuidadosos con estas medidas pues es necesario que sean exactas, recordemos que trabajamos con una herramienta peligrosa y que si hacemos las cosas descuidadamente, la vibración o el descalabro pueden resultar en que la máquina salte y ocurra un accidente.

Paso 2: Base de la sierra

Una vez hecho el agujero, es necesario construir una base que servirá para soportar la sierra circular en la mesa de corte. Se puede hacer perfectamente con una lámina de aluminio, sólo debemos utilizar una sierra regular o una caladora para cortar la lámina de forma tal que sobresalga 3cm en cada borde del agujero. Antes de atornillar la chapa de aluminio al banco de trabajo, debemos cortar en ella el agujero por el que pasará el disco de corte (se recomienda el uso de la caladora con hoja de metal para un acabado perfecto y evitar vibraciones en el funcionamiento de la sierra circular).

Paso 3: ajuste de la mesa y atornillado

Si quieres evitar perder parte de la profundidad de corte del disco debido a la altura de la mesa, rebaja los bordes de la base de forma tal que la lámina se ajuste y encaje, luego procede al atornillado.

Paso 4: ampliación de la mesa

Otra práctica idea para hacer una mesa de corte para sierra circular, es ampliar la superficie de trabajo. Para esto, se puede utilizar una tabla de paleta de esas de carga que se atornille al lado de la superficie donde está la sierra. También funcionan otras láminas de madera que puedan ser fácilmente atornilladas a la mesa. Con esta superficie podremos tener a mano otras herramientas necesarias así como un mayor soporte para el corte de piezas grandes. Para hacer las patas sirven palos de escoba o trozos de madera que sean ajustados con tornillos y arandelas.

Paso 5: guía de corte

Si bien la mesa es funcional como está, hacer una guía de corte es ideal para que el funcionamiento de la sierra sea óptimo; tan simple como agregar dos listones laterales que encajen con la mesa para poder fijarlos y encima, dos listones más pero esta vez perpendiculares al ángulo de los primeros. Los segundos listones son los que demarcarán el camino que sigue la guía de corte y, entre ellos es que se desplaza el disco. Estos se atornillan encima de los primeros que deben ser más gruesos y funcionan como soporte. Debemos tomar en cuenta la distancia de corte que queremos cubrir (lo recomendable, por supuesto, es hacerlos del tamaño de la mesa o de la sección de corte que fabricamos.

Extra: adaptar la sierra fija a la mesa

Si queremos una sierra de mesa aún más sofisticada, podemos desmontar todo el mecanismo base y de ajuste de una sierra de mano, tomar las medidas pertinentes y realizar nuestro propio armazón de madera que vaya adherido al banco que ya hemos hecho. Las posibilidades y variaciones sobre ajuste de ángulo para la sierra, altura de corte, etc. Pueden ajustarse según nuestra preferencia.

Otros articulos que te pueden interesar: