Cuidar tu salud es parte fundamental de tu rutina

29 agosto, 2018
Posted in Cultura
29 agosto, 2018 bermejales

En el ir y venir de la vida cotidiana, el trabajo, la universidad, el hogar; se nos hace cada día más difícil reconocer lo que es importante y lo que es necesario. Para atender entre tantas cosas, lo que es realmente primordial.

Nuestra empresa o trabajo, es esencial para nuestro desarrollo profesional, nuestro bienestar emocional y económico, de vital importancia para nuestras vidas. Es por esto que día a día vemos como las ciudades se llenan, desde tempranas horas de la mañana, de personas trajeadas desplazándose por las calles, a pie o en coche, para dirigirse a sus puestos de trabajos, empresas o negocios.

Los estudios también ocupan un puesto importante en nuestras prioridades. Prácticamente pasamos la mitad de nuestra vida estudiando, y es que los estudios son indispensables para alcanzar nuestro crecimiento personal y profesionalmente, teniendo siempre como meta realizar estudios de pregrado y posgrado que nos permitan llegar a la cúspide profesional que soñamos.

El cuidado del hogar es algo sumamente necesario, y por ende, tiene un lugar preponderante en nuestra agenda diaria. Por ser el lugar en el que habitamos, amerita que se le dedique el tiempo necesario para que esté en condiciones de higiene óptimas. Los quehaceres cotidianos y las reparaciones, remodelaciones o limpieza de cada uno de sus espacios son actividades desgastantes  que no podemos posponer, en la mayoría de los casos.

Cada una de estas cosas son importantes para nuestro desarrollo, estabilidad y comodidad como seres humano; sin embargo, hay algo que es primordial para que podamos atender todos los aspectos antes mencionados y se trata, nada más y nada menos que, de nuestra salud.

Hábitos de vida saludables

Es indispensable que atendamos nuestra salud, adquiriendo una serie de hábitos de vida saludables, que nos garanticen el bienestar tanto físico como mental y emocional, ya que estos tres elementos van de la mano en cuanto a salud se refiere.

Tenemos una serie de recomendaciones para ti que sin duda te ayudarán a mantenerte saludable.

  • Dieta

Cuando escuchamos la palabra dieta, inmediatamente lo asociamos con la exclusión de algunos alimentos de nuestra mesa o disminución de sus porciones; empero, esto no es del todo cierto.

Si tienes exceso de peso seguramente tu nutricionista te colocará una dieta donde te limitará la ingesta de los alimentos que están provocando tu aumento de peso o reducirá tus porciones. Pero esta dieta busca justamente librarte de los riesgos de salud que conlleva la obesidad, la cual aumenta tus posibilidades de padecer enfermedades y afecciones, como Diabetes tipo 2, Dislipidemia, Hipertensión, Artrosis, entre otras, que terminan limitando drásticamente tu calidad de vida o poniéndote al borde de la muerte.

Sin embargo, también existen dietas balanceadas, enfocadas en proveerte de los nutrientes, vitaminas, y minerales que tu organismo necesita para estar saludable y funcionar correctamente. En algunos casos, cuando tu peso está muy por debajo de lo normal, pueden indicarte aumentar las porciones diarias que consumes o incluir ciertos alimentos en tu dieta que contribuyan a recuperar el peso.

Chequeos médicos

Otro de los hábitos que debes adquirir es la realización de exámenes generales o chequeos médicos periódicos que te permitan conocer como está funcionando tu organismo y descartar enfermedades. Los exámenes básicos que debes hacerte son los de Hematología completa, control de la Presión arterial, Colesterol, exámenes odontológicos, de la vista, VIH, etc.

Las mujeres deben incluir obligatoriamente una mamografía, papanicolau, chequeos ginecológicos, desintometría ósea, ecografías abdominales, y pruebas colorrectales, por lo menos una vez al año; a los hombres, por su parte, les conviene realizarse la prueba colorrectal, de detección de Diabetes y depresión, exámenes cardiológicos, y de descarte de enfermedades de transmisión sexual, entre otros. Si hay antecedentes de enfermedades hereditarias o padecimientos en tu historial, debes incluirlos también en tus revisiones médicas.

 Ejercicios

Los puntos anteriores se enfocan en el bienestar interno de nuestro cuerpo; pero, el ejercicio físico nos ayuda a alcanzar el bienestar integral, ya que no sólo contribuye a la buena salud, sino que nos permite además cuidar la apariencia externa de nuestro cuerpo, ayudándonos a fortalecer la autoestima y confianza en nosotros mismos.

Cuidar tu salud

Las visitas semanales al gimnasio, deben ir acompañadas de caminatas y trotes, pues de esta forma podremos mantenernos en forma, adelgazar o alcanzar el peso adecuado, según nuestra edad, sexo y altura.

Puedes hacer uso de los parques y áreas verdes destinadas al esparcimiento en tu ciudad, para realizar estas actividades físicas que, además de ser una cura efectiva para el estrés, fortalecen las defensas, y nos mantienen en plena vitalidad.

Si necesitas aumentar de peso, no hay nada más efectivo que asistir a un gimnasio y realizar rutinas que te permitan aumentar la masa muscular, y por ende, tu peso. Generalmente, estas rutinas se caracterizan por incluir un mayor peso y un menor número de repeticiones.

Por otra parte, si lo que deseas es bajar de peso, consulta a tu entrenador personal para que hagas rutinas que te permitan lograr tu objetivo. Estas rutinas generalmente, incluyen un menor peso con un mayor número de repeticiones. También puedes complementarlo con ejercicios aeróbicos, bailoterapias, yoga, pilates y prácticas de algún deporte como natación, baloncesto, futbol, tenis u otros.

Tanto para subir como para bajar de peso, es importante que adquieras una báscula de baño que te permita conocer los avances o retrocesos que estás experimentando y hacer los cambios y correctivos necesarios para alcanzar la meta. Te recomendamos visitar páginas especializadas en balanzas y básculas, como www.comprarbascula.net, para que obtengas información completa  sobre costos, marcas, modelos y funciones, que te garanticen la precisión en el peso.

Recuerda que de tu salud depende tu rendimiento en todas las áreas de tu vida ¡Sin salud no hay vida! Es por esto que debes invertir tiempo y dinero en el cuidado de tu cuerpo y adquirir hábitos de vida saludables, siguiendo una dieta sana, realizándote los exámenes y chequeos necesarios para comprobar tu estado de salud, y ejercitándote continuamente para mantenerte en forma.

 

Otros articulos que te pueden interesar: